miércoles, 16 de enero de 2013

BENDICIÓN PARA EL RECIÉN NACIDO

Durante nueve meses, has soñado debajo de su corazón20409_~14

Y has esperado que tu alma y tu cuerpo

Crecieran lo suficiente para sostenerte en la vida y a través

De lo que este nuevo mundo te conceda.

Has pasado el umbral del nacimiento y ahora, b85

separado de la carne de tu madre, debes comenzar por ti mismo.

Con tus dulces ojos ves nuevas todas las cosas.

Míranos ahora y empecemos la bendición.

Tu madre te arropa contra su pecho e invoca

A los dioses y a las diosas con una rima.

Tu padre invoca a los ancestros desconocidos.

Seas purificado con la sal y el agua, protegido,

Bendecido y consagrado por las vías antiguas!cid_83520689-6E8F-4C63-81FE-ABE61E76DEE9

Desde ahora hasta que elijas la tuya propia.

Elizabeth Barrette

clip_image002