viernes, 9 de julio de 2010

MES ARBÓREO CELTA DEL ACEBO

!cid_0C3B8500-2F06-43A8-91BB-14B232BE3A0B

Los celtas sentían que el acebo tenía una fuerte energía masculina pero, en nuestra época, a menudo lo vemos como un símbolo del nacimiento y del poder femenino. Uno de los misterios del arte de la brujería es que puede realizar un equilibrio entre ambas polaridades para clip_image002llevar a cabo una potente magia o ritual.

Para aprender las lecciones de la polaridad vas a necesitar acebo seco y un lugar donde poder quemar la planta sin peligro. Dedica algún tiempo a sostenerla y a contemplarla, uniéndote a su energía. Permite que la planta te hable, que te cuente sus secretos.

Rómpela en pequeños trozos, como si estuvieras intentando separar las partes femenina y masculina de la planta. Luego, tíralas una a una al fuego mientras cantas:

Acebo de fuego y por el poder del Dios,

Echa chispas para encender el fuego de la Diosa;

La lección es que en uno, dos primero deben ser.

Y permite que este poder se manifieste en mí.

Edain McCoy