viernes, 21 de junio de 2013

LITHA

clip_image002   En el día del Solsticio de verano, sal al exterior durante unos minutos y contempla en silencio la salida del Sol. Eleva tu rostro hacia la luz del Sol en su día de mayor poder y absorbe un poco de su magia. Ata un pequeño lazo a la rama de un roble y pide un deseo desinteresado de prosperidad y salud. Elige cuidadosamente el color de tu lazo manteniéndolo en el tema del Solsticio de verano. Podrías usar, por ejemplo, un lazo dorado para tener riqueza y éxito, un lazo naranja para tener energía, un lazo verde para la sensación o un lazo amarillo para tener alegría. Usa este encanto mientras haces el lazo:

     Hoy, eleva tu rostro hacia la luz del Sol,

     y recuerda a los Dioses Antiguos con simplicidad.

     Ata un lazo a la rama del verde roble

     y las hadas te mostrarán cosas secretas esta noche.

Esa noche, da un paseo por el jardín y busca las hadas. Recuerda: si reconoces a los espíritus de la tierra y te mantienes en armonía con las mareas y las estaciones, es más probable que te encuentres con seres sobrenaturales.

Ellen Dugan

Litha