martes, 7 de febrero de 2012

ELEMENTO AGUA

clip_image001
Como elementos Agua, los signos de Cáncer, Escorpio y Piscis, ponen énfasis en las emociones y los sentimientos. Se caracterizan por ser personas sensibles, intuitivas y perceptivas.
Son los sentimentales del Zodíaco y, como tales, no siempre es fácil entenderlos. Lo más importante para las personas del elemento Agua es vivir sumergidas en los deseos y en el amor, y su felicidad sólo llega con el control y el equilibrio emocional. Son tolerantes y muy adaptables. Parten de la idea de que todo el mundo es bueno, y si no, ahí están ellos para conciliar y suavizar las opiniones. Al moverse en el mundo sentimental, muchas veces no pueden dar explicaciones claras de lo que les pasa, simplemente lo sienten así. Por eso, ante preguntas como “¿Por qué?”, no es de extrañar que se encojan de hombros. Imaginativos, comprensivos y entregados, tienen mucha facilidad para conectar con los demás, aunque, si adoptan la actitud pasiva y receptiva que tanto les caracteriza, puede llegar a ser dependientes de otros.
Las funciones de los signos de Agua.-
La familia Agua está formada por los signos de Cáncer, Escorpio y Piscis y cada uno de ellos tiene una forma muy diferente de entender o manifestar el sentimiento.
Cáncer es el Cardinal y es el que arriesga en nuevas aventuras. Por eso, es el encargado de iniciar el amor. No soporta la impasibilidad en este sentido.
El Fijo es Escorpio y es capaz de elevar el sentimiento a extremos insospechados, tanto en positivo como en negativo. Es muy insistente y tiene muy claro adónde va y adónde quiere hacer llegar al otro.
Como Mutable, Piscis se siente atraído por los contactos humanos y utiliza la simpatía para transmitir sus sentimientos y, a su vez, recibirlos.
En el amor: Sensibles y sentimentales.-
Quien desee una pareja romántica y sensible, que no busque más: la encontrará en una persona Agua. Los signos de Agua son sentimentales, sensibles y sutiles. Ansían una unión romántica y, al ser puro sentimiento, consiguen que su pareja se sienta amada y comprendida. Generalmente, no suelen atacar frontalmente, prefieren la seducción disimulada. Les gusta más compartir sentimientos que practicar la gimnasia sexual, porque, aunque lo nieguen, prefieren el amor en su estado puro al ardor apasionado (a excepción de Escorpio). Las personas Agua confunden muchas veces el amor con el deseo, lo que también puede provocar confusión en sus compañeros sexuales.
En pareja, necesitan la proximidad y la ternura para funcionar bien en otros aspectos de su vida. A cambio, se entregan totalmente. Románticos por naturaleza, necesitan apoyarse en la fidelidad y juegan el papel de eternos enamorados. Si nadie les derrumba su mundo de ilusión y fantasía, la unión es ideal.
En la familia: Que reine el amor y la paz.-
Un hogar en el que predominen los signos de Agua nunca conocerá los conflictos. La familia lo es todo para ellos. Las personas de este Elemento son altruistas, comprensivas y generosas y sientan la estructura familiar en la solidaridad, el amor y los afectos. ¿Que surge un enfrentamiento? Se soluciona hablando y con cariño. Y, si es preciso, con una dosis extra de mimos. Al ser tan sensibles y emotivos, se puede dar el caso de que se proyecten tanto en los demás miembros de la familia que se olviden de analizarse a ellos mismos de forma objetiva.
Los padres Agua son muy cariñosos, lo que puede hacerlos, en su defecto, demasiado absorbentes. Crean un clima armonioso y raramente muestran su autoridad y, si quieren que sus hijos hagan algo, no los obligan, los alientan.
Por su parte, los hijos Agua necesitan crecer en un ambiente de confianza y afectividad para dar lo mejor de sí mismos. A veces, puede pecar de cierta ingenuidad.
En el trabajo: Excelentes compañeros.-
Los signos de Agua no acostumbran a tener grandes metas profesionales, lo que no quiere decir que no triunfen en este campo. Ven en el trabajo un medio para conseguir que su familia esté bien atendida y no les falte nada. Se entregan de lleno en su profesión y asumen bien las responsabilidades. Acostumbran a ser excelentes compañeros, tolerante y fáciles de llevar y evitan en la medida de lo posible que se produzcan enfrentamientos. Como en casa, necesitan crear un clima de armonía en el trabajo.
En la salud: Prevenidos.-
Más vale prevenir que curar. Esa es la filosofía de los signos de Agua en materia de salud. Suelen sentirse atraídos por la medicina natural e intentan llevar una vida sana y equilibrada. Su intuición les permite, en muchas ocasiones, saber qué es lo que deben evitar para no caer enfermos. Y es que, aunque presuman de fortaleza, en el fondo les aterran las enfermedades. Se alarman ante cualquier pequeño síntoma y no soportan el sufrimiento, ni el propio ni el ajeno.
Su mejor arma: El sentimiento y la pasión. Es su forma de conectarse con la realidad y, en consecuencia, con la gente que los rodea. Sin pasión están perdidos, necesitan de su fuerza y vida. Saber utilizarla en su justa medida es su gran riqueza.
Sus puntos fuertes: La emotividad, la intuición, la tolerancia y la adaptación. Las personas del elemento Agua saben entregarse y siempre están dispuestas a ayudar y a aconsejar a los demás. Emocionalmente, son profundas, inspiradas y de buen corazón, lo que las convierte en excelentes personas de confianza. En su magnetismo se encuentra también su fortaleza.
Sus puntos débiles: Moverse tanto en el mundo sentimental puede volver a las personas Agua caprichosas, insatisfechas, ansiosas y depresivas. El exceso de este Elemento puede dar lugar a personas sumamente influenciables, susceptibles e inestables, con tendencias a retraerse o a ocultar los sentimientos. Los seres de Agua acostumbran a cambiar sentimientos por seguridad material, por lo que pueden parecer interesados.
Su color: El agua tiene como escenario de excepción el mar, así que el color preferido de las personas Agua es el azul. La sensibilidad de estos signos también los lleva a decantarse por colores más pálidos como el blanco o el gris-plata.
clip_image003