martes, 28 de febrero de 2012

EL AGUA Y EL AIRE

clip_image001 Para los alquimistas simboliza la limpieza y la purificación y es un elemento fluido en el que, por inmersión, se limpian los metales de toda impureza. Una figura triangular sostenida sobre uno de sus vértices sería su símbolo.

Para los simbolistas tiene significado receptivo y femenino.

Agua = Principio de vida en todas las civilizaciones y culturas.

Bautismo = Renacimiento del "hombre nuevo" y el olvido del "hombre viejo".

La representación iconográfica más representativa es aquella en que la figura de una ondina aparece entre delfines que la guían.

Para los astrólogos se halla relacionada con la triplicidad zodiacal compuesta por los signos Cáncer, Escorpio y Piscis. Simboliza el sentimiento y lo emocional.

clip_image002

clip_image003 Para los alquimistas significaba la experimentación y sus efectos, lo representaban frecuentemente por la figura de un triángulo, cuyo vértice mínimo señala la dirección de las alturas.

Para los simbolistas era el detentador de todo lo creativo y dinámico, siempre en continua acción. Lo asociaban al "Neuma", soplo o espíritu vital, en cuyo caso constituiría el "Logos", el "Verbo" o la palabra.

Iconográficamente aparece representado por la figura de un efebo que sostiene un pañuelo en sus manos, el cual se mueve con el viento.

Para los astrólogos se halla relacionado con los signos del Zodíaco Géminis, Libra y Acuario, y simbolizaría lo reflexivo, lo juicioso y lo creativo.

Antes, el Viento = Elemento invencible y hostil, que ocultaba espíritus invisibles.

Ahora, el Viento = Libertad, alejamiento de lo desagradable.

clip_image005