lunes, 6 de febrero de 2012

ELEMENTO AIRE

clip_image001

Aire simboliza el pensamiento, la lucidez y la capacidad de relacionarse. Géminis, Libra y Acuario, los tres integrantes de este Elemento, destacan por sus facultades intelectuales.
Las personas cuyos signos pertenecen a Aire se sienten orgullosas de su capacidad de pensamiento. Pretenden medirlo todo a través de la razón y necesitan encontrar una explicación lógica para todas las cosas. Al se la mente su herramienta preferida, se pasan el día pensando, teorizando y reflexionando; lo hacen con una finalidad: poder compartir sus pensamientos con la gente de su entorno. ¿Qué sería de los Aire sin la comunicación? Son buenos críticos, respetuosos con las ideas de los demás, muy sociables, pero se abstraen con facilidad en su propio mundo. El concepto de libertad es muy importante para ellos y su capacidad innata de pensar de forma abstracta les puede convertir en personas sobresalientes. La lucha de las personas Aire se establece, básicamente, entre lo que “debería ser” y lo que “es”.
Las funciones de los signos de Aire.-
Aire está formado por tres signos - Géminis, Libra y Acuario - y lo que les distingue es la función que realizan dentro de este Elemento:
Libra es el Cardinal y, como tal, es el que inicia. Su riesgo está en plasmar las ideas. Al ser muy perfeccionista y vanidoso, a veces le cuesta admitir fallos en sus planteamientos, pero tiene una gran capacidad para que otros manifiesten sus ideas a través de la acción.
Acuario es el Fijo y, de los tres, es, sin duda, el mejor propagador de sus pensamientos e ideales. Sus ideas suelen ser las más abstractas y alejadas de la realidad.
Como Mutable, Géminis hace de mediador. Es ágil, rápido y sabe cómo contactar con la gente. Su misión es la de hacer más agradable la vida a los demás.
En el amor: Comunicativos y juguetones.-
Los signos de Aire son mentales hasta en el amor. En sus contactos sexuales, prefieren la estimulación verbal a la erógena. Les encanta hablar de sexo y la forma más rápida de convencer a estos ávidos comunicadores para que muestren sus artes amatorias en la cama es hablando. En sus relaciones, son comunicativos, juguetones y receptivos. Eso sí, muchos signos de Aire se muestran algo molestos con el contacto físico demasiado directo. Para ellos, en una relación, esporádica o no, la comunicación mental es a veces más importante que la atracción física.
En pareja, llegan a establecer vínculos estrechos y de complicidad, pero buscan constantemente evadirse de la rutina. Y es que no les atrae demasiado la estabilidad -¡No olvidemos que son volátiles como el aire!-, por eso, tienen fama de ser los mas infieles del Zodíaco. Pero, en caso de que se rompa una relación sentimental con un Aire, no hay que hacer un drama. No habrá rencores ni reproches y, con el tiempo, seguirá siendo una gran amistad.
En la familia: Libertad y tolerancia.-
Las personas Aire son aquellas que saben disfrutar de la vida. Son poco previsores, no les gustan las normas y se guían por la improvisación, por lo que acostumbran a crear hogares con cimientos poco consistentes. Eso sí, en casa de un Aire se respirará un clima de libertad y tolerancia y la base para mantener a la familia unida será el diálogo. Al no existir normas preestablecidas, viven al día y se adaptan a la perfección a las nuevas circunstancias.
Los padres del elemento Aire acostumbran a ser un poco desorganizados, pero raras veces tendrán conflictos generacionales. Son abiertos y tolerantes con sus hijos y saben escuchar y valorar sus opiniones.
Los hijos Aire son muy imaginativos, pero algo dispersos en sus estudios. Si se centran, tienen cualidades para ser buenos estudiantes.
En el trabajo: Necesitan autonomía.-
Como ya hemos dicho, el concepto de libertad es primordial para los Aire, por lo que tienen tendencia a elegir profesiones liberales, en las que puedan disponer de cierta autonomía y no tengan que dar explicaciones a nadie. Los jefes y los horarios son sus mayores enemigos. Para hacer bien su trabajo, no quieren presión, se organizan mucho mejor si gozan de una vida laboral flexible. Suelen ser muy buenos comunicadores y geniales en los proyectos que idean. El dinero no es su obsesión. En este terreno, son muy materialistas.
En la salud: Despreocupados.-
Las personas Aire están en este mundo para disfrutar de todos sus placeres, así que la salud - sobre todo, las enfermedades leves - no es un tema que les preocupe especialmente. Comen lo que les apetece y cuando les apetece y descuidan a menudo su forma física. A su favor tienen ese envidiable buen humor que siempre les acompaña, y que raramente les hará caer en el estrés. En temas de salud, ellos lo tienen claro: no hay mejor medicina que vivir la vida de forma positiva.
Su mejor arma: Sin duda alguna, es la palabra. Es su forma de expresión. Aunque buscan el estímulo mental, las personas Aire sienten una necesidad enorme de comunicarse con su entorno y es a través del diálogo como consiguen sus mayores logros.
Sus puntos fuertes: La capacidad de reflexión, de razonamiento y de expresión. Las personas del elemento Aire son inteligentes, intelectuales, refinadas, idealistas y deseosas de conocer siempre la verdad. Les encanta cooperar con los demás, son buenas compañeras y muy equilibradas. Ser siempre tan positivas ante la vida hace de ellas personas fuertes e inquebrantables.
Sus puntos débiles: Las personas Aire tienen el peligro de extraviarse en el laberinto de las ideas y perder el contacto con la realidad. Con tanta abstracción, tienden a ser algo superficiales y poco profundas en sus sentimientos. En su defecto, pueden ser personas dispersa, desconfiadas, nerviosas, desagradecidas, inconstantes, influenciables, poco dignas de confianza y poco práctica.
Su color: El aire implica libertad, espacio ilimitado, luz y expansión. El color preferido de las personas del elemento Aire, por tanto, es el amarillo, el color del Sol, aunque admiten otras tonalidades dependiendo del signo.
clip_image003