sábado, 4 de febrero de 2012

ELEMENTO TIERRA

clip_image001

El elemento Tierra incluye a los signos Tauro, Virgo y Capricornio. Representa la razón, la perseverancia y la precisión, lo que da lugar a personas prácticas, realistas y escépticas.

Los signos del elemento Tierra necesitan tocar con los pies en el suelo, y nunca mejor dicho. Son personas pragmáticas, realistas, sólidas, sencillas y poseedoras de un gran sentido común. Si hay una forma de ser o de comportarse fácil de entender, no cabe ninguna duda: es la de una persona Tierra. Encuentran una explicación concreta para cada cosa y no le prestan importancia a aquello que no tienen utilidad; son prácticos ante todo. Prefieren las cosas que se traduzcan en hechos concretos y se orientan siempre hacia lo tangible, hacia lo que se ve. Buscan siempre la seguridad material, tienen paciencia y pueden soportar privaciones. La aventura no es lo suyo, tal vez porque en el fondo son unos inseguros. Pero gozan de un claro sentido de la justicia, lo que les otorga lealtad.

Las funciones de los signos de Tierra.-

Tauro, Virgo y Capricornio son los componentes de Tierra y tienen en este Elemento funciones muy diferenciadas:

Capricornio es el Cardinal del grupo y busca iniciar y movilizar, pero siempre lo hace con una finalidad de tipo material.

El Fijo es Tauro y su función es la de desarrollar y consolidar lo empezado. Tiene mucho sentido de la responsabilidad y la conservación, por algo se le conoce como “la persona de confianza del horóscopo”.

El Mutable, Virgo, actúa aquí como mediador. Se encarga de distribuir lo material y darle una utilidad. Es el más sociable de los tres.

En el amor: Sensuales y estables.-

Los signos de Tierra son sensuales y físicos, por su tendencia, muchas veces, a no ver más allá de la materia. Sus contactos sexuales pueden tener mucha pasión, pero siempre están cargados de realismo, lo que deja poco lugar al romanticismo. De todos modos, las personas de este Elemento son cautas y a menudo precisan de una seducción lenta, raramente se dejan llevar. Al ser muy sensuales, son capaces de controlar sus impulsos sexuales que son fuertes y duraderos, y evitan, en muchos casos, establecer relación emocional en sus aventuras esporádicas, lo que puede decepcionar a sus compañeros de cama. En pareja, dan rienda suelta a su sensualidad, aunque su poderosa libido muchas veces entra en conflicto con la necesidad que tienen de seguridad y rutina. El amor con una persona Tierra puede darse por consolidado, ya que prácticamente no se plantean nunca la posibilidad de romper la relación. Asumen y solucionan las desavenencias con rapidez. Ante todo, hay que reservar la estabilidad.

En la familia: Buscan la seguridad.-

Bienvenidos al hogar perfecto en el que nunca pasa nada. La seguridad y la estabilidad son primordiales para las personas pertenecientes al elemento Tierra, cuya meta es formar una familia unida y duradera. Amantes de las tradiciones, su máxima en casa es proteger y dar seguridad a los suyos, aunque más con hechos que con gestos, puesto que no son muy dados a la efusividad. Son organizados y muy planificadores, no hay lugar en ellos para la improvisación. Todo ello hace que transmitan una gran sensación de calma y tranquilidad.

Los padre del elemento Tierra tienen unos principios muy claros y pueden dar una apariencia severa. Inculcan a sus hijos el valor del dinero, la perseverancia y mucho sentido común. Los hijos Tierra acostumbran desde muy pequeños a luchar y a triunfar a base de trabajo.

En el trabajo: Prácticos y responsables.-

La seguridad de los Tierra se basa en tener una existencia material desahogada o en estar rodeados de posesiones que les faciliten la vida, por lo que encontrarán en el trabajo el medio para conseguir sus fines. Suelen ser muy buenos profesionales: sacrificados, sumamente responsables y entregados a sus objetivos. Se marcan una meta y no están satisfechos hasta conseguirla. Son también personas pacientes, perseverantes, sensatas, calculadoras y con un enorme sentido práctico, lo que los convierte en excelentes compañeros de trabajo. La estabilidad financiera es muy importante para ellos, pero nunca aparentarán tener más de lo que poseen y mucho menos vivirán por encima de sus posibilidades.

En la salud: En buena forma.-

Los Tierra se toman muy en serio los temas de salud y cumplen a rajatabla con las revisiones médicas rutinarias. Pero no lo hacen por alarmismo, sino por precaución. Como en otros aspectos de su vida, aquí aplican el sentido común y la responsabilidad. Saben que gozar de buena salud, tanto física como mental, no es cuestión de suerte, sino que hay que trabajárselo a fondo. Por esta razón, procuran llevar una dieta sana y equilibrada y hacen deporte con frecuencia.

Su mejor arma: El trabajo y el sentido de la responsabilidad. Son como hormiguitas y con su esfuerzo, habilidad y su enorme paciencia conseguirán todo aquello que se propongan. Una vez alcanzados sus propósitos, harán más cómoda la vida a los demás.

Sus puntos fuertes: La disciplina, la perseverancia, la constancia y la precisión. Las personas de Tierra tienen una capacidad innata para lograr resultados tangibles y útiles. Basta con que tengan las ideas claras. Son también gente de muy “buena pasta” - nobles, sencillos y tranquilos -, lo que les lleva a hacer amigos con facilidad. Y no cabe duda de que será una amistad que durará toda la vida.

Sus puntos débiles: Al ser tan prácticas y realistas - sólo creen lo que ven -, las personas del elemento Tierra carecen muchas veces de fantasía y pueden ser tachadas de ser frías emocionalmente. Un exceso de Tierra puede provocar estrechez de miras, falta de idealismo y una exagerada preocupación por el orden y la rutina. Su obsesión por la seguridad les puede llevar a ser también excesivamente materialistas.

Su color: Los Tierra se decantan por los colores que, básicamente, transmitan paz y estabilidad. Raramente optan por los colores chillones. Entre sus favoritos, destaca el verde, el color de la Naturaleza, que reafirma su apego a la tierra y a las tradiciones.

clip_image003